La Casa de la Tía Balbina I y II

Montorio, Burgos

Opiniones de nuestros clientes

Alba
Estancia: 31/10/2019
Tipo viaje: Gupos amigos Publicada el: 19/11/2019
Las casas muy bien equipadas y una decoración muy bonita. Buen detalle dejar unas patatas en ambas casas a la llegada. Nos alojamos 3 noches 11 adultos, 6 niños y un bebé. El tiempo no acompañó demasiado, pero salimos en busca de níscalos y fósiles con los niños, previa recomendación de la dueña de la casa. La pena es que el merendero NO está comunicado con las casas y hay que dar la vuelta a la calle, pero por lo demás muy recomendable.
  • Calidad/Precio
  • Trato
  • Instalaciones
  • Limpieza
  • Confort
  • Situación
Mercedes Perez
Estancia: 28/11/2016
Tipo viaje: Familias Publicada el: 28/11/2016
Yo destacaría la cantidad y calidad de los detalles de la propietaria y la decoración. Os cuento: lazos de hojaldre a la llegada, 2 bolsas de patatas de la propia familia, agricultora, tortilla de patata echa por la propietaria traída el sábado por la tarde, mmm .... deliciosa!!, nueces, es la temporada... y sobre la decoración, todo a mimo! todo ello hace que sientas que estás en tu propia casa. Pasamos mucho tiempo en el merendero, teníamos leña de sobra, no como en otras casa que tienes que estar a pedir porque dejan poco... Fuimos al museo de la evolución humana, burgos está a 30 minutos en coche y otro día recorrimos pueblos de alrededor con mucho encanto. Muy recomendable !!!
Recuerdos de mi estancia
  • Calidad/Precio
  • Trato
  • Instalaciones
  • Limpieza
  • Confort
  • Situación
Nuria
Estancia: 13/11/2015
Tipo viaje: Gupos amigos Publicada el: 23/11/2015
Nos alojamos durante un fin de semana un grupo de 8 personas y un bebe en la casa de 8 plazas y estuvimos muy a gusto. La casa es preciosa, decorada con mucho gusto y con un sinfín de detalles. En ningún momento pasamos frío. La mañana del sábado, hicimos una excursión con Balbina para buscar setas de la que guardamos un grato recuerdo. Balbina nos hizo una rica tortilla de patatas para cenar el viernes, nos dejó un surtido de productos básicos para el desayuno junto con unos lacitos que estaban riquísimos y dos bolsas de patatas de su propia cosecha, todo como detalle de bienvenida. Ella se ocupó también de encargarnos un cordero para comer el sábado (solo tuvimos que ir a recogerlo a un pueblo cercano) y reservarnos en la taberna del pueblo para comer el domingo. El cordero espectacular! La comida en la taberna económica y bien para salir del paso. Por ponerle un pero, no conseguimos conectarnos al WIFI en todo el fin de semana, pero tampoco tuvimos mayor problema. Sin duda es un lugar para recomendar.
  • Calidad/Precio
  • Trato
  • Instalaciones
  • Limpieza
  • Confort
  • Situación

Configuración de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos. Puedes aceptar las cookies pulsando el botón aceptar todas, o rechazar. Puedes ver mas información aquí.

Aceptar y continuar